Consultorios Odima. Odontología integral para adultos y niños.

Quiénes somos
Dónde estamos
Atención odontológica
Musicoterapia
Ozonoterapia
Premios
Fotos
Videos
Sugerencias
Publicaciones
Links
Dibujos para pintar
Dibujitos de los chicos
Juegos
Agradecimientos
Contacto
Página principal


Pequeños pacientes con el odontólogo


Cepillo de dientes y muela

Odontología para adultos y niños con musicoterapia



Sugerencias

Sugerencias básicas en salud bucal.

Para mejorar la calidad de vida, cuidemos la salud bucal.

Las buenas intenciones no alcanzan, se necesitan voluntades para cumplirlas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud no sólo por la ausencia de enfermedad, sino como el estado de equilibrio físico, psíquico y emocional de las personas.

Por lo tanto consideramos que:

  • La prevención comienza desde la gestación.
  • La leche materna es el primer y el mejor alimento del bebé.
  • Es necesaria la higiene bucal del bebé.
  • Se debe cumplir con el plan de vacunación.

La digestión comienza en la boca.

Masticar lentamente.

Beber abundante agua.

Disfrutar del rico sabor de frutas y verduras frescas.

Comer carnes magras y pescados.

Limitar el consumo de alimentos azucarados, máximo de 4 momentos al día.

Es preferible comer las golosinas como postre.

Cepillar los dientes después de cada comida.

Después de beber jugos o gaseosas enjuagar muy bien la boca; no cepillar inmediatamente.

Se puede mascar chicles con xilitol, después de las comidas. No más de 15 minutos.

Cambiar el cepillo dental cada tres meses; por ejemplo cuando comienza cada estación: primavera, verano, otoño o invierno. Evitar dejar a la vista el cepillo de dientes en el baño. Cubrirlo y rociarlo periódicamente con gluconato de clorhexidina al 0.12% o agua oxigenada.

Visitar al odontólogo cada cuatro meses o por lo menos dos veces al año.

Es necesario complementar el examen clínico bucal con el examen radiográfico.

La detección precoz de caries, erosiones, abrasiones permite su tratamiento adecuado y oportuno para conservar sanas las piezas dentarias.

La consulta odontológica es fundamental en caso de:

  • erupción dentaria
  • persistencia de dientes temporarios
  • presencia o ausencia de los terceros molares
  • caídas con fuerte golpe sobre el mentón
  • traumatismos
  • cambio de color (blanco, marrón) del esmalte dental
  • respiración bucal
  • mordida abierta
  • apiñamiento dentario
  • pérdida de un diente temporario antes de la época de su recambio
  • sangrado de encías
  • retracción gingival
  • movilidad dentaria
  • hipersensibilidad dentaria
  • prótesis con varios años de uso
  • prótesis mal adaptadas
  • cambio de color o de tamaño en sus labios, lengua, paladar, carrillos
  • una lesión que no cicatriza en 15 días
  • halitosis o mal aliento bucal

La consulta odontológica es necesaria aunque le hayan extraído todos los dientes.

Si por un traumatismo un diente permanente sale de su lugar (es decir de su alvéolo) colocarlo inmediatamente en su alvéolo -si el lugar donde cayó no está sucio- o conservarlo en leche o saliva del mismo paciente y concurrir enseguida a su odontólogo.

La prevención es el tratamiento más eficaz para una boca sana.

  • Cepillar los dientes con pastas dentales fluoradas.
  • Usar hilo o cepillos interdentales según su necesidad.
  • Mantener sano el primer molar permanente que aparece detrás de los molares temporarios (de leche).
  • Realizar topicación con fluor y colocación de barnices o sellantes de fosas y fisuras.
  • Para conservar la salud tener en cuenta, también, horas de descanso y de recreación.
  • Elegir actividades que le agraden y le hagan sentir bien: leer, escuchar música, hacer música, cantar, pintar, esculturas, bailar, caminar, patinar, escribir cuentos, narrar historias, andar en bicicleta, jugar al ajedrez, practicar algún deporte: natación, atletismo, tenis, fútbol, hockey, voley, etc.

Control de la erupción dentaria clínica y radiográfica.

Evita tratamientos odontológicos más complejos.

La radiografía panorámica está indicada a los 6 años de edad.

La retención de incisivos centrales permanentes puede diagnosticarse a partir de los 6 años de edad.

La potencial retención de los caninos permanentes, en particular los superiores, puede diagnosticarse precozmente a partir de los 8 o 9 años de edad.

La potencial retención de los segundos molares puede diagnosticarse a partir de los 11 o 12 años de edad.

La potencial retención de los terceros molares, comúnmente llamados “muelas de juicio” puede diagnosticarse a partir de los 14 o 16 años de edad.



[ Quiénes somos ] - [ Dónde estamos ] - [ Atención odontológica ] - [ Musicoterapia ]
[ Ozonoterapia ] - [ Premios ] - [ Fotos ] - [ Videos ] - [ Sugerencias ]
[ Publicaciones ] - [ Links ] - [ Dibujos para pintar ] - [ Dibujitos ] - [ Juegos ]
[ Agradecimientos ] - [ Contacto ] - [ Página principal ]
18 - 07 - 2019
23:32 hs.
Consultorios ODIMA
Odontología integral para adultos y niños
www.consultoriosodima.com.ar
Logo ODIMA